Escenas de vino (XIII): La psicología de una copa de vino

Viernes, 27 Abril, 2018

Releyendo nuestra serie Escenas de vino, nos hemos dado cuenta de dos cosas: una, llevamos tiempo sin actualizarla. Dos, casi nunca hemos hablado de películas o series de actualidad.

Así que hoy toca hablar de algo nuevo. Y no de un nuevo vino, ni de un nuevo premio, sino de una nueva serie. Es verdad que lo de “nueva” es relativo, pero teniendo en cuenta que se estrenó a mediados del pasado mes de octubre y que solo está disponible en Netflix, quizás muchos todavía no la hayáis visto.

Aunque seguro que habéis oído hablar de ella: “Mindhunter”, el último proyecto de David Fincher (Seven). Ambientada a finales de los años 70, la serie nos cuenta el origen de un departamento que hemos visto en muchas otras series y películas: los miembros del FBI encargados de crear el perfil psicológico de los criminales.

La serie está protagonizada por Jonathan Groff, Holt McCallany y Ana Torv, junto a una impactante galería de secundarios, que interpretan a los asesinos en serie a los que se entrevista a lo largo de los 10 capítulos de la primera temporada. Buena noticia, habrá una segunda. Netflix se encargó de anunciarlo de una manera muy conceptual: un tweet diciendo Necesitamos hablar con más sujetos.

Y la pregunta que nos hacemos en cada capítulo de esta serie… ¿y el vino, qué tiene que ver con todo esto?

Como ya sabéis, en Escenas de vino hablamos no tanto de películas en las que el vino es protagonista como de escenas divertidas, tensas, románticas o terroríficas en las que nuestra bebida favorita esté presente. De Hitchcock a Kubrick, de Tim Burton a Francis Ford Coppola.

Tranquilos: en la escena que os traemos no hay imágenes que puedan herir la sensibilidad de los espectadores, ni se relata ningún espantoso crimen. Pero sí es una demostración de las habilidades del profiling.

Holden (Jonathan Groff) llega a casa de su pareja, Debbie (Hannah Gross) y se la encuentra sentada en el porche, frente a una copa de vino. UNA copa (la serie nos enseña a prestar atención a los detalles). Parece que el largo día de trabajo ha terminado y que nuestro agente favorito podrá relajarse, pero sin embargo,  pondrá a prueba sus habilidades profesionales hasta llegar a una triste conclusión.

Os dejamos con la escena. Y cuando la hayáis terminado, pasad del entrante al plato principal: ved la serie, merece mucho la pena. 

Videos