El vino en España: desmontando tópicos

Viernes, 16 Marzo, 2018

Cuestionar tópicos es un ejercicio muy saludable, que además puedes hacer con una copa de vino en la mano. Y también es muy sencillo; solo necesitas volver a plantearte ciertas preguntas. Puede que la respuesta te sorprenda.

Escribimos este blog para todo tipo de personas interesadas por el vino y por todo lo que le rodea. Así, a veces hablamos de aspectos bien conocidos por los profesionales, pero que otras personas, sin una formación profesional en enología o viticultura, pueden desconocer. Y viceversa: a veces tratamos temas que se alejan de lo habitual en el blog de una bodega. O al menos, eso esperamos. Pensando en “el gran público”, hoy hemos querido lanzar dos preguntas, acerca de regiones productoras, denominaciones de origen, cifras de ventas y otros aspectos profesionales del vino, cuya respuesta puede parecer sorprendente. O al menos, contraria al tópico.

Y como bien sabéis, ir en contra de los tópicos es algo que nos encanta desde hace ya varias generaciones, así que vamos con la primera pregunta.

¿Qué tienen en común Rioja y Castilla La Mancha?

Parece fácil, ¿verdad? Son dos denominaciones de origen y dos de las mayores regiones productoras de vino, junto con Cataluña.

Esa respuesta es correcta, pero no es la que nos interesa. Porque sorprendentemente, tanto Castilla La Mancha como La Rioja son las zonas de España en las que menos vino de denominación de origen se consume, según un informe del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

En estas regiones se consume una media de 1,8 y 1,7 litros anuales respectivamente, lejos de la media nacional de 4,2. Si os estáis preguntando en qué regiones de España se consume más vino con denominación de origen, la respuesta es Baleares (7,9) y País Vasco (6,4).

¿Cuál es el perfil del consumidor de vino en España?

Quizás esta pregunta no tenga una respuesta tan clara, pero es posible que la primera palabra que a muchos se les pase por la cabeza no sea “calidad”. Y sin embargo, deberíamos pensar más en términos cuali que cuanti, al hablar del consumo de vino en España.

Los españoles beben menos vino, pero más caro”, titulaba recientemente Vinetur. El dato clave es que el vino con denominación de origen representa el 57% del total del gasto en vino, aunque solo el 37,2% del volumen.

Además, teniendo en cuenta la tendencia de consumo, “en poco tiempo se empezará a beber en España más vino con DOP que sin ella”. Porque esta tendencia es constante: desde hace casi quince años la facturación de vino con denominación de origen superó a la de los vinos sin DO y así se ha mantenido.

Podría concluirse que el consumidor nacional es cada vez más exigente y que, a la espera de las cifras de la campaña de navidad de 2017, el consumo de vino sigue creciendo en España.

Como nota final, acabamos con otra noticia sobre el mundo del vino que han aparecido en los buscadores: El vino más caro del mundo es español

¿Tenéis por ahí 34.000 euros para un caprichito?